Lucha contra la desnutrición crónica infantil reto del Gobierno Nacional

Actualidad

“En Chimborazo, cantones con mayor presencia de población indígena, los resultados en desnutrición crónica de niñas menores de 5 años, son: Riobamba 51.9%; Guamote 55.1%; Alausí 57.6%; Colta 52.5%; y, Guano 62.3%. Es decir, en estos cantones, 1 de cada 2 niñas y niños menores de 5 años, presenta retardo en consecuencias son irreversibles…”  Investigación: «Determinantes de la desnutrición en años de la población indígena  en cinco cantones de la provincia de Chimborazo – Wawapk Kapor el Instituto de Salud Pública de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica coordinación con el Centro de Desarrollo, Difusión e Investigación Social – CEDIS, 2018 – 2019

El 6 de septiembre durante la reunión del Comité Intersectorial para la Estrategia Ecuador Crece sin Desnutrición, desarrollada en la Gobernación del Guayas,  autoridades del Ejecutivo con el presidente Guillermo Lasso- presentaron el Plan Estratégico Intersectorial para la Prevención y Reducción de la DCI, una hoja de ruta que permitirá el desarrollo de distintas acciones interinstitucionales para cumplir con este objetivo.

En este Plan, explicó el Mandatario, participan diversas carteras de Estado, además se contó con el apoyo del sector privado y la sociedad civil, todo ello con un objetivo común: “reducir la desnutrición crónica infantil en seis puntos porcentuales en los próximos cuatro años de Gobierno”, dijo e hizo hincapié en que esta problemática “creció en los últimos 14 años porque no fue una prioridad para los anteriores gobiernos. Nosotros, desde el primer día, tomamos este objetivo como una prioridad y pese a la escasez de recursos ¡vamos a ir adelante!, porque esto depende de la voluntad política de ocuparse de los verdaderos problemas que afectan a la sociedad ecuatoriana, especialmente a los niños”.

El consejero de Gobierno Ad Honórem para las políticas públicas de lucha contra la desnutrición infantil, Luis Enrique Coloma, explicó que el plan interinstitucional también se proyecta a largo plazo, pues además plantea la meta de disminuir al 10 % la prevalencia de esta condición hasta el 2030. Así, se delineó una estrategia con seis ejes de trabajo: generación de entorno habilitador; movilización de recursos; articulación territorial; gestión de la información; talento humano y mejora de la actividad institucional; y corresponsabilidad y transparencia. Estos ejes, a su vez, agrupan 28 proyectos que se desarrollarán en tres fases y cuenta con 37 indicadores.

El secretario técnico de Ecuador Crece sin Desnutrición Infantil, Erwin Ronquillo, explicó que actualmente el trabajo interministerial que se ejecuta permite aplicar las mejores prácticas para erradicar la DCI: por ejemplo, se diseñó una base de datos para registrar lo más temprano posible a los casos de desnutrición -máximo hasta los primeros 30 días de nacidos- sobre todo de los niños y niñas que nacieron durante la pandemia. Asimismo, en articulación con otros ministerios, se revisan otras necesidades que hay que cubrir.

El Mandatario mantuvo una entrevista con El Universo, detalló que para la lucha contra la desnutrición crónica infantil “se armaron 90 mesas técnicas en 90 cantones y esperamos llegar a los 221 cantones del país”. Asimismo, indicó que se lanzará una campaña de concientización para que la ciudadanía ponga su atención en contribuir con lo necesario para atender esta grave problemática social. “Muchos no entienden que la DCI es un problema de alimentación, educación, salud y de provisión de recursos económicos con bonos a las familias que lo necesitan”, afirmó.

De acuerdo con UNICEF, la desnutrición crónica infantil afecta al 27,2% de los niños menores de 2 años en Ecuador. Esta problemática repercute en la productividad del país y tiene un impacto a lo largo de la vida de las personas. “Desde 1993, Ecuador ha llevado adelante alrededor de 12 programas relacionados con salud y nutrición, pero la curva de la DCI en menores de cinco años casi no se ha movido. Entre 2014 y 2018, incluso incrementó de 24,8% a 27,2% en niños menores de dos años y a uno de cada cuatro menores de cinco años en el Ecuador. La DCI es considerada uno de los principales problemas de salud pública del país. Para entender la dimensión de la problemática, es importante conocer sus múltiples causas: alimentación inadecuada o insuficiente y las enfermedades continuas durante los primeros dos años de vida, además de otras carencias como: escasez de agua potable, saneamiento e higiene, y dificultades de acceso a los servicios de salud. Una vez que el retraso en el crecimiento es diagnosticado, no hay marcha atrás. Por eso es clave tomar medidas en los primeros 1.000 días, para prevenir esta condición”, dice el organismo. 

En julio pasado, varias organizaciones como Visión Mundial. Maquita, PUCE, Quitu Raymi, Pacto por la Niñez y Adolescencia, Contrato Social por la Educación, Grupo Social FEEP, CESA, CEDIS, KNH Ecuador, han dirigido un exhorto al Gobierno Nacional, para enfrentar el grave problema de la desnutrición en el país, y especialmente en nuestra provincia bajo la alerta de que ¡Chimborazo no tiene futuro! Las entidades que hacen el llamado citan la falta de cumplimiento de las normas de protección de la niñez y la implementación efectiva de políticas públicas para enfrentar este problema que en los últimos años se ha profundizado en la región central.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *