LOS  “TURCOS” DE RIOBAMBA: PRIMERA PARTE -Edwin Chávez Medina

ANTONIO DANIEL MUCARSEL: ROMANCE EN ALTA MAR

Tanto ayer como hoy, el Medio Oriente ha sido escenario de sangrientos conflictos bélicos que han provocado oleadas de refugiados que se han esparcido por el mundo.

Cuando terminó la Primera Guerra Mundial, el Imperio Otomano se tambaleaba, los países sometidos a la dominación turca se habían sublevado y ésta respondía con una feroz represión. Uno de los países más castigado fue el Líbano, pequeña región de mayoría cristiana que fue brutalmente reprimida tal así que muchos de sus habitantes prefirieron huir de su patria. La gran mayoría migraron a América y algunos de ellos llegaron a nuestro país. Todos ellos viajaban con pasaporte de Turquía por esta razón eran conocidos como “turcos”. Uno de éstos refugiados fue Antonio Daniel Mucarsel, ciudadano sirio-libanés que llegó muy joven a nuestro país allá por los años 20.

Daniel Mucarsel, junto a un familiar cercano, partieron del Líbano con la idea de hacer fortuna en América. Su aventura se inició en el puerto de Beirut en donde abordaron un navío. Los barcos que atravesaban el Mediterráneo cargados de refugiados los transportaban primeramente hasta algún puerto de Europa como Génova o Marsella, en estas ciudades los migrantes se abastecían de mercadería barata y de fácil salida para venderla luego en el país de destino.

Daniel Mucarsel partió del viejo continente con una maleta repletas de ilusiones y algo de mercadería, dispuesto a iniciar una nueva vida en el Nuevo Mundo. En el largo viaje por el Atlántico, Daniel hizo amistad con la familia Yunes, libaneses que también viajaban a establecerse en América. Los Yunes viajaban con una hija llamada María Eugenia. Mientras cruzaban el océano, Antonio Daniel y la joven María Eugenia entablaron una franca y sincera amistad que terminó en noviazgo. Fue un romance de película como la del “Titanic” pero con final feliz.

Daniel había escuchado buenas referencias de un pequeño país sudamericano llamado Ecuador, al cual habían llegado anteriormente algunos libaneses y habían prosperado y hacia allá dirigió su destino. Propuso matrimonio a María Eugenia y al llegar al puerto de Guayaquil se casaron. Luego de un tiempo de permanencia en Guayaquil, la joven pareja decidió probar fortuna en una ciudad de los Andes cuya prosperidad y adelanto era la admiración del país: Riobamba. Tomaron el tren en Durán y remontaron la cordillera hasta la Sultana de los Andes.

Por los años 20, Riobamba era una urbe progresista y dinámica. Algunos “turcos” ya se habían establecido en la ciudad con sus negocios y eran quienes monopolizaban el comercio de telas y casimires. La joven pareja se afincó en nuestra ciudad e instalaron un Almacén de misceláneos en la casa del señor Alejandro Chiriboga, esquina de la Diez de Agosto y Larrea. El negocio prosperaba y se hacía necesario un local más amplio, es cuando arriendan el local esquinero de la Primera Constituyente y Colón, casa del señor Miguel Merino. A este nuevo negocio lo bautizaron como Almacén “La Siria” (foto). En este lugar funcionaba anteriormente un almacén cuyo propietario era el libanés Jorge Bucaram.

Los esposos Daniel Mucarsel y María Eugenia Yunes, echaron raíces en Riobamba, prosperaron económicamente con su trabajo honesto y fueron progenitores de una gran familia. Uno de sus hijos fue el Dr. Antonio Mucarsel Yunes, un reconocido abogado riobambeño que tenía su consultorio jurídico en la Tarqui y Veloz. El Dr. Mucarsel ostentó algunos cargos públicos de importancia y fue profesor durante largos años del Colegio Nacional Maldonado en donde llegó a ejercer su Rectorado. Otro de sus hijos fue el conocido empresario y corredor de autos Guido Mucarsel quien se radicó en Guayaquil. Una de las hijas de Guido, Debbie Mucarsel-Powel, radicada en Miami fue elegida hace poco Miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos por el Estado de Florida.

Los Mucarsel, familia libanesa que son parte de la historia de los inmigrantes “turcos” que se afincaron en Riobamba a inicios del siglo XX y cuyos descendientes aún viven en nuestra ciudad.

FOTOGRAFÍA: Almacén la «Siria» de Antonio Daniel Mucarsel, ubicado en la esquina de la Primera Constituyente y Colón, actual Casa Brito. Archivo fotográfico del INPC. Riobamba, años 20.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *