Calles de mi ciudad: La «Guayaquil»

Actualidad

El Escudo de Armas del Ecuador muestra en su óvalo central a dos emblemas de la patria juntos: el Chimborazo y el río Guayas. Esta alegoría que simboliza la Unidad Nacional también demuestra la cercana relación que existe entre estas dos Provincias.

Desde tiempos coloniales existió un intenso intercambio comercial entre Costa y Sierra a través del camino que pasaba por el Corregimiento de Riobamba, atravesaba por Guaranda y llegaba a Bodegas (Babahoyo) y de aquí en lanchas hasta Guayaquil.

Cuando se construyó la Carretera Nacional siguiendo el antiguo camino de los arrieros, el intercambio comercial de las dos regiones se incrementó aún más. La Provincia del Chimborazo se convirtió en el granero de la Perla del Pacífico y a su vez del trópico llegaban a Riobamba exóticas frutas tropicales y cientos de productos varios.

Cuando arribó a Riobamba el ferrocarril, la relación que unía a estas dos ciudades llegó a su apogeo. Cientos de familias guayaquileñas desembarcaban en Riobamba cada año huyendo del crudo invierno costeño. Escogían nuestra ciudad por la bondad de su clima, su espectacular paisaje y su tranquilidad franciscana. Muchos comerciantes guayaquileños instalaron en Riobamba sucursales de sus negocios y otros más adquirieron viviendas para vacacionar. La ciudad adquiría en esos meses una inusitada actividad. A su vez cientos de jóvenes chimboracenses se enrolaban cada año en los grandes Ingenios Azucareros cercanos a Guayaquil a inicios de la zafra.

El ferrocarril acrecentó enormemente el intercambio comercial entre las dos ciudades, a más de los tradicionales productos agrícolas que se intercambiaban, los comerciantes riobambeños adquirían en Guayaquil la mayoría de su mercadería. Los grandes almacenes de Riobamba se surtían de los importadores mayoristas del Puerto. Por todo esto, no es casualidad que una de las principales arterias de la ciudad se haya bautizado como Calle “Guayaquil”.

La calle “Guayaquil”, nace precisamente en la Estación del Ferrocarril y atraviesa longitudinalmente toda la ciudad atravesando tradicionales barrios riobambeños como La Estación, La Merced, San Francisco y La Dolorosa. Después de la calle “Diez de Agosto”, la “Guayaquil” le sigue en importancia y movimiento comercial, aunque ésta última tiene un carácter más popular y por tanto más dinamismo. Cientos de pequeños almacenes, bazares, despensas, etc. se ubican a lo largo de esta popular calle riobambeña pletórica de vitalidad.

La preciosa fotografía del año 1936, que acompaña esta breve crónica corresponde a la calle “Guayaquil” a la altura de la Merced. La imagen fue tomada un sábado de feria en Riobamba, ese día los campesinos de la Provincia se toman la ciudad para sus transacciones comerciales. A la izquierda se aprecia el muro aun sin enlucir de la Iglesia de la Merced, algo más allá el popular mercado del mismo nombre. La señorial casa esquinera de la Guayaquil y Espejo aún se encuentra en pie y bien merece la atención de las autoridades para su conservación.

Edwin Chávez Medina para El Diario de Riobamba

FOTOGRAFÍA: La imagen fue tomada por el fotógrafo norteamericano Robert S. Platt y me fue cedida gentilmente por el investigador Santiago Duque Arias. Riobamba, 1936.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *